jueves, 11 de junio de 2009

Poema del día: "Corpus Christi", de Antonio Murciano (España, 1929) y Carlos Murciano (España, 1931)

Todo fue así: tu voz, tu dulce aliento
sobre un trozo de pan que bendijiste
que en humildad partiste y repartiste
haciendo despedida y testamento.

"Así mi cuerpo os doy como alimento..."
¡Qué prodigio de amor! Porque quisiste,
diste tu carne al pan y te nos diste,
Dios, en el trigo para el sacramento.

Y te quedaste aquí, patena viva;
virgen alondra que le nace al alba
de vuelo siempre y sin cesar cautiva.

Hostia de nieve, nube, nardo, fuente;
gota de luna que ilumina y salva.
Y todo ocurrió así, sencillamente.

Sencillamente, como el ave cuando
inaugura, de un vuelo, la mañana;
sencillamente, como la fontana
canta en la roca, agua de luz manando:

sencillamente, como cuando ando,
como cuando Tú andabas la besana,
cuando calmabas sed samaritana
cuando te nos morías perdonando.

Sencillamente. Hora de paz. ¡Qué leves
tus manos para el pan, para el amigo!
Cena de doce y Dios. Noche de Jueves.

Y era en Jerusalén la primavera.
Y era blanco milagro ya aquel trigo.
Sencillamente: "Éste es mi cuerpo". Y era.

Antonio y Carlos Murciano en Poemas para orar (Biblioteca de autores cristianos, Madrid, 2004, ed. de Miguel Combarros), incluido en Al celebrar tu memoria. Poesía para domingos y fiestas (Editorial Sal Terrae, Santander, 2005, ed. de Casiano Floristán).

Otros poemas de Carlos Murciano
Corpus ChristiLa limosna

2 comentarios:

  1. Siempre me ha fascinado la imagineria catolica, creo que somos los únicos que nos comemos a nuestro Dios (los cristianos me refiero), y todo lo que rodea a nuestra religión es de una potencia sublime, sagrados corazones, madres subiendo al cielo literalmente, en cuarpo y alma, zarzas ardientes habladoras...
    Una vez leí que en unas baterias de imagenes que se sucedian muy rápidas las que mas se captaban y recordaban eran las de la religión catolica...y las pornograficas!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, mal que le pese a a la Iglesia Católica, su bagaje simbólico cultural está plagado de erotismo. No en vano, a lo largo de su historia muchos de sus miembros han reclamado la libertad sexual, aunque los tachasen de herejes y muchos poetas cristianos hayan relacionado el erotismo con el amor entre Jesús y sus fieles.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: