miércoles, 10 de agosto de 2016

Poema del día: "El Pasado", de Juan José Domenchina (España, 1898-1959)

El Pasado, alharaquiento,
viene a mí. Pero yo eludo
su plática, que es tormento.
Estoy triste. Estoy desnudo.

A mi vera, ondula el mar,
espejo de mi inquietud.
«El mar —pienso— es un azar
digno de la juventud.»

Pero este viejo —antropoide
de rostro enjuto y xiloide—
que es el Pasado, se obstina.

(Un diminuto asteroide
fulge en su frente cetrina.)

—No trabajaste tus músculos
—me dice—: tu voluntad.
En ti medran los corpúsculos
de la sensibilidad.
Te conmueven los crepúsculos
y te acucia la verdad.
Son tus designios, minúsculos
segmentos de eternidad.
Pero te faltan los músculos
tensos de la voluntad.

—Tú eres —le digo— un lamento
ecoico, sin existencia.
El torpe remordimiento:
la escoria de la conciencia.
Eres lo que ya no siento.
El grito de una demencia
pasada.

Y hoy ya me asiento
sobre una roca de ciencia
que en mí formó el sedimento
de una continua experiencia.

El Pasado, a su espelunca
se parte. Pero al partir,
me grita:

—Te engañas. Nunca
podrás, de nuevo, vivir.
Cuando una vida se trunca
nunca ya se vuelve a erguir.

Camina. En su espalda adunca
se quiebra mi porvenir.

... Silencio. El sol, que desciende,
lleva agonía. Al pasar
junto a su lumbre se prende
un cirrus crepuscular.

La vista, lenta, se extiende
en un perdido mirar.
Detona un grito, que hiende
mi amargura y mi pesar.

Bajo las rocas se tiende
el verde clamor del mar...

Juan José Domenchina en la revista La pluma (Madrid, 1921), incluido en Poesía de la vanguardia española (Taurus Ediciones, Madrid, 1981, selec. de Germán Gullón).

Otros poemas de Juan José Domenchina
Aquí tienes la vida...Estás solo, sin DiosLa vida -que se nos va-..., Te busco desde siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: